Torneo Paulista: Crespo ya hace historia y San Pablo es campeón

De la mano del DT argentino, el Tricolor dio una vuelta olímpica después de ocho años..-

Ahí está Hernán Crespo, por el aire. Sus jugadores festejan y hacen volar a su entrenador argentino porque San Pablo está de fiesta: le ganó 2-0 la segunda final del torneo Paulista al Palmeiras y gritó campeón después de ocho años ni más ni menos. Una sequía importante para un gigante como el Tricolor…

Después de ser campeón de la Copa Sudamericana con Defensa y Justicia (fue justo hace cuatro meses), Crespo aceptó el inmenso desafío de comandar al San Pablo y su trabajo e idea rápidamente dieron sus frutos. Y con esta victoria ante Palmeiras (la ida había sido 0-0) se desató un enorme festejo en el Morumbí.

Luan y Luciano, uno en cada tiempo, anotaron los tantos del San Pablo, que no tuvo a Dani Alves ni al argentino Martín Benítez y que en las próximas horas contará con Emiliano Rigoni como flamante refuerzo. El San Pablo no era campeón desde el 2012, cuando logró la Copa Sudamericana. Y no obtenía el Paulista desde el 2005, cuando también logró la Libertadores y el Mundial de Clubes.

Desde que asumió, Crespo le dio su sello enseguida. Y San Pablo, en el medio, ya se clasificó a octavos de final de la Libertadores en el grupo que comparte con Racing: justamente, en la semana usó suplentes y perdió de local con la Academia (también usó una formación alternativa).

SU RELACIÓN CON DANI ALVES

Protagonista de la primera tapa de Olé, aquel 23 de mayo del 1996, Crespo fue siempre un hombre seguido muy de cerca por el diario desde su época de goleador de River. Y ahora, desde Brasil, entre otras cuestiones contó cómo es su relación con Dani Alves.

«El otro día hablaba con Dani y le preguntaba cómo era él en Europa. Hablándome de nombres propios, me decía: “Este da demasiada libertad, este otro nos tenía cagando…”. No me hablaba de fútbol, de cómo era. Cuando le pregunté, no me decía “íbamos a presionar alto, atrás, jugaba de primera o gambeteaba”. Lo dejé a ver qué me decía. Y me hablaba de gestión, de si tal entrenador lo trataba mal o bien… Eso es mucho más rico y el recuerdo va mucho más allá que ganar o de perder. Hasta el de un tipo que es el más ganador de todos. Me habló de todo eso, de las relaciones interpersonales».

«El trato con Dani es natural, por vivencia y por edad también. No quiere ser DT, me dice: “Estás loco”. Es natural por vivencia. Con Dani hemos jugado en contra varias veces y ahora nos reencontramos desde otro lugar, desde una relación técnico-jugador, y es diferente. Él lo tiene muy claro y eso es lo bueno. A los grandes jugadores hay cosas que no hace falta explicarlas. Saben el lugar que ocupan, tocaron lo máximo y lo saben. Y hasta quizá tenés que tener más paciencia con otros futbolistas que no vivieron las mismas experiencias pero que sin embargo se creen más. El gran jugador no se la cree, y a veces de más chiquitos se creen algo. Dani es un profesional impresionante y es un referente».

Fuente: www.ole.com.ar-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *