Eurocopa: Italia le ganó a Austria en tiempo suplementario y se metió en los cuartos de final

Federico Chiesa y Mateo Pessina marcaron los goles para la victoria por 2-1. Descontó Sasa Kalajdzic. La Nazionale, que acumula 12 victorias en fila y no pierde hace 31 partidos, selló su boleto a la siguiente fase-

En la jornada de inicio de octavos de final de la Eurocopa no se detiene, el duelo más atrapante tiene lugar en Wembley. En ese mítico estadio inglés se ven las caras una Italia que se ganó el mote de candidata debido a su enorme presente y una Austria que sueña con dar el golpe en la competencia. El árbitro es el inglés Anthony Taylor.

Después de unos primeros minutos de dominio alterno y de ritmo algo pausado, aunque con Austria se acerca más al área rival, Italia empezó a engranar a través del pase y equilibró el cotejo. La Azzurra poco a poco empujó a su rival contra su campo y la profundidad de Spinazzola le permitió protagonizar la primera chance clara del partido, pero Bachmann le tapó con su pie el remate a Nicolò Barella.

Pero aquella acción no fue tan nítida como la que tuvo Ciro Immobile en el minuto 31. Después de algunas respuestas del cuatro austríaco, quien creció cuando Marcel Sabitzer empezó a mover los hilos, el artillero de la Lazio probó de larga distancia y su tiro pegó en el poste derecho del arco rival. Fue la mejor ocasión en un entretenido encuentro en Londres, con dos equipos verticales y de transiciones rápidas.

Al comenzar el segundo tiempo, los dirigidos por Roberto Mancini no estuvieron tan cómodos. Austria se mostró más segura en la faz defensiva e incluso asustó a la Nazionale con un gol que fue anulado por el VAR. Fue un balón colgado al área que David Alaba bajó en el segundo palo pero encontró a Marko Arnautovic en fuera de juego.

Tras ese sobresalto, Mancini sacó a Verratti y Barella para darle lugar a Locatelli y Pessina. También ingresó Belotti por Immobile. Pero Italia sufrió en la recta final del encuentro, los últimos 10 minutos tuvieron al cuadro austríaco muy sólido atrás y enérgico en el ataque. La Azzurra terminó el partido sin la pelota en su poder e intentando llevarse un triunfo agónico pero sin claridad en sus avances.

Italia iba a lograr desnivelar en el inicio del primer tiempo del suplementario. Fue Federico Chiesa el que, con un exquisito control y una potente definición, marcó el 1-0 que desató la locura Azzurra en Wembley. Diez minutos después, Matteo Pessina aumentó la cuenta: definió de frente al arco luego de que Franceso Acerbi aguantara la pelota de espaldas dentro del área. Los dirigidos por Roberto Mancini encontraban así desde el banco de suplentes la llave para el triunfo.

Sasa Kalajdzic, cuando faltaban solo siete minutos para el cierre, anotó el descuento de Austria. Con un cabezazo a media altura luego de un córner que Gianluigi Donnarumma no llegó a sacar, el atacante le dio vida a su equipo en el tramo final. A partir de ese momento el partido se partió: los de Franco Foda fueron en busca del empate agónico de manera desesperada, mientras que Italia ansiaba liquidar el pleito en la contra.

Fuente: www.infobae.com.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *