NBA: Milwaukee Bucks tuvo un partido perfecto y destrozó a Atlanta Hawks

Milwaukee envió un mensaje de autoridad con un segundo cuarto maravilloso de 43-17 para ganar por 125-91 un partido en el que llegó a tener 41 puntos de diferencia y en el que demostró todo el potencial de lo que puede generar desde la defensa.

Giannis Antetokounmpo fue el máximo anotador del encuentro con 25 puntos a pesar de haber podido descansar bastante, mientras que Trae Young tuvo una noche bastante opaca de 9 pérdidas de balón y 1-8 en triples.

El miércoles pasado Milwaukee Bucks había recibido un golpe duro: su primera derrota como local de los Playoffs 2021, encajando 48 puntos y 11 asistencias de parte de Trae Young, la estrella de Atlanta Hawks.

Parece que Giannis Antetokounmpo y compañía ya aprendieron la lección. Este viernes reaccionaron con una victoria impresionante en casa, siendo una muralla infranqueable en defensa y creando ataques fáciles y efectivos desde allí. Los Bucks ganaron por 125-91 y empataron 1-1 las Finales del Este, que continuarán el próximo domingo por la noche pero ya en Atlanta.

Después de que Young haya sido el artífice de una verdadera pesadilla para Milwaukee con una actuación histórica, los Bucks se metieron en la mente del joven base de los Hawks este viernes. Lo acosaron desde el inicio ocupándose de tratar de negarle el juego hacia adentro en el pick and roll y de presionarlo automáticamente cada vez que ponía un paso por delante de la línea de tres puntos. Así es que Young fue limitado a una actuación de 15 puntos y 3 asistencias con 1-8 en triples y 9 pérdidas en 28 minutos, su peor producción de toda esta postemporada. Milwaukee no solamente dejó a los Hawks en solamente 45 tantos en la primera parte de esa forma, sino que sumó 43 unidades en el segundo cuarto corriendo la cancha y encestando sin oposición enfrente para un 18-22 de campo en ese período.

El mejor escenario posible de ataque para un equipo con Giannis Antetokounmpo es que el «Greek Freak» tenga todo ese terreno libre. El otro es que sus compañeros estén precisos desde el triple y así poner la atención defensiva en ese aspecto para que Giannis tenga mayores facilidades a la hora de llegar al canasto. El ex MVP hizo un gran trabajo en la primera parte de esa forma y recién en el tercer cuarto pasó a divertirse con los tiros exteriores (sin fortuna). Antetokounmpo acabó con 25 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias habiendo lanzado 7-11 de campo en la primera parte. Luego descansó: solamente jugó 29 minutos en un partido ya definido al entretiempo, con Milwaukee ganando por 77-45.

Esa diferencia en el marcador llegó a estirarse hasta los 41 puntos y terminó siendo la segunda más grande de los Playoffs 2021, igualada con el 132-98 de Milwaukee a Miami en el segundo partido de la Primera Ronda. Los Bucks son curiosamente el único equipo que perdió por más de 34 puntos de diferencia en estos Playoffs: cayeron por 125-86 ante Brooklyn Nets en la instancia anterior. Un dato: 11 de los 14 equipos que ganaron un partido de Finales de Conferencia por al menos 34 tantos de ventaja terminaron accediendo a las Finales de la NBA y 7 de ellos terminaron consagrándose campeones, 6 de ellos en los últimos 25 años.

No hubo puntos bajos en el equipo de los Bucks: Jrue Holiday volvió a tener la mano caliente con el triple (3-4) en un partido de 22 puntos y 7 asistencias, Pat Connaughton, Brook Lopez, Bryn Forbes y Khris Middleton también dejaron su par de bombas en un Milwaukee que lanzó 9-17 desde el perímetro en el primer tiempo, encestando así ya más tiros de tres puntos que los que habían conseguido en la totalidad de la derrota del miércoles. Lo de la segunda unidad de Connaughton, Forbes y Bobby Portis es remarcable por su contribución a esa intensidad demostrada en el segundo cuarto que sacó de la cancha a los rivales.

Lo contrario puede decirse de Atlanta: con Young desactivado (cuarto jugador que termina con misma o mayor cantidad de pérdidas que de tiros de campo encestados y asistencias combinados en un partido de Playoffs desde el año 2000) el equipo no encuentra otra vía de ataque. Danilo Gallinari, de buen ingreso individual en el primer cuarto, sumó 11 puntos, John Collins aportó 11 y Cam Reddish quedó en la misma cantidad en su primer partido desde el 21 de febrero (estuvo marginado por una lesión en el tendón de aquiles del pie derecho). Los dirigidos por Nate McMillan finalizaron con 9-36 en triples, con casi el doble de pérdidas (20) que de asistencias (13) y encajando 62 puntos en la pintura y 27 de puntos en ataques rápidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *