NBA: Los LA Clippers se dieron una vida más y vencieron a Phoenix Suns

Enorme actuación del alero, anotando su máxima de puntos en Playoffs (41), para guiar a los angelinos a la victoria por 116-102 y quedar 3-2 abajo en el cruce. En el local no alcanzaron las 31 unidades de Devin Booker.

Los LA Clippers siempre parecen encontrar una vida extra en estos Playoffs. Los dirigidos por Ty Lue se han vuelto expertos en remontar situaciones adversas y aunque todavía tienen mucho camino por recorrer para dar vuelta su cruce ante los Phoenix Suns, este lunes dieron un paso adelante importante, imponiéndose por 116-102 y forzando el sexto duelo para este miércoles en el Staples Center. Todo de la mano de un Paul George alucinante, que dejó atrás su mal Partido 4 con una de sus mejores actuaciones en postemporada.

A continuación, repasamos las observaciones más importantes que nos dejó el encuentro.

  • Si marcamos que Paul George había quedado en deuda en el Partido 4, donde no pudo aprovechar la buena tarea de sus compañeros para guiar a su equipo a la victoria, hoy lo compensó con la que tranquilamente puede haber sido su mejor producción en Playoffs. Por lo estadístico, consiguiendo su máxima puntuación en postemporada (41), pero sobre todo por el valor de llegar en un encuentro de eliminación. Actuación prácticamente perfecta del ex OKC, terminando con 41 puntos, 13 rebotes, 6 asistencias, 3 robos y un espectacular 15-20 de cancha. Anotó cómo y cuando quiso durante toda la noche.
  • El que también jugó un papel clave en la victoria visitante fue Reggie Jackson, quien como durante todos los Playoffs, volvió a responder en el momento de mayor necesidad. Incluyendo una ráfaga decisiva en el último cuarto para contener una reacción local y asegurar la victoria de Clippers. 23 puntos con un 8-14 de campo para Jackson.
  • Sin Ivica Zubac, afuera por una lesión de rodilla, Marcus Morris hizo las veces de pivote para los Clippers y esa formación de súper small-ball (Jackson-Beverley-Mann-George-Morris) complicó a Phoenix durante toda la noche. No solo Morris se destacó con 22 puntos y un 9-16 de cancha, sino que además los angelinos fueron dueños por completo de la pintura: 58-32 en esa zona. El jugar con cinco perimetrales abiertos anuló en parte el impacto defensivo de Deandre Ayton, alejándolo del aro. Además, el bahameño tampoco pudo aprovechar su ventaja de estatura en ataque (10 puntos).
  • Otra ramificación de la lesión de Zubac fue el reingreso de DeMarcus Cousins a la rotación. Y esta vez, Boogie respondió con creces, ganándole claramente los minutos de duelo personal a Dario Saric: solo jugó 11 minutos por sus limitaciones defensivas, pero en ellos contribuyó con 15 puntos y 3 asistencias, lanzando un 7-12 de cancha. ¿Mantendrá Monty Williams a Saric como marcador de Cousins para el sexto partido? Lo negativo es que no tiene demasiadas otras alternativas de cinco suplente defensivo.
  • Devin Booker fue el mejor de los Suns con 31 puntos, pero muchos otros compañeros bajaron a Tierra y no mostraron la versión que traían en esta postemporada: floja actuación de Ayton, 5 puntos para Mikal Bridges, 5 para Cam Payne, 4 para Jae Crowder… no es sencillo cerrar una serie.
  • El que tampoco tuvo un buen partido fue Chris Paul. Y lo cierto es que el base no viene dejando una buena imagen en los últimos encuentros, luego de regresar de los Protocolos de Salud y Seguridad. Sus números fueron buenos (22 puntos y 8 asistencias), pero no así sus porcentajes (8-19 de campo y 0-6 en triples) ni sobre todo, su habitual control de las acciones. Jamás se jugó a su ritmo y sus apariciones fueron exclusivamente esporádicas. Los Suns necesitan a un mejor CP o pueden estar en problemas en Los Angeles.

Fuente: ar,nba.com.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.