Copa Argentina: Russo piensa en una línea de tres defensores contra River y Villa sigue sin presentarse

Mientras el DT de Boca evalúa que en la defensa jueguen Carlos Izquierdoz, Marcos Rojo y Carlos Zambrano, el delantero colombiano Sebastián Villa sigue firme en su postura de no entrenar, a la espera de su venta a Bélgica. 

El entrenador de Boca Juniors, Miguel Ángel Russo, piensa en poner una línea de tres defensores ante River Plate el próximo miércoles por los octavos de final de la Copa Argentina, mientras que el delantero colombiano Sebastian Villa volvió a estar este lunes ausente de la practica.

El plantel de Boca practicó esta mañana desde las 10 en el predio de la entidad en Ezeiza y, en la misma, los que jugaron este domingo hicieron ejercicios regenerativos y el resto un táctico de fútbol.

«Veremos si ponemos algún chico. Es un clásico el del miércoles con River, el cuarto que vamos a jugar en el año y no es normal. Sabremos sobrellevarlo», dijo ayer Russo en conferencia de prensa.

La idea del técnico es retomar una línea de cinco defensores para jugar el Superclásico, dos de los cuales pasan a ser volantes y se transforma en tres en el fondo, como la que utilizó con distintos nombres ante el mismo rival por la quinta fecha de la Copa Diego Maradona, el 14 de marzo pasado.

Las dudas en el once inicial están en saber si podrá jugar el peruano Luis Advíncula, quien el sábado tuvo su primer entrenamiento con el plantel, falta que llegue su «transfer» para que esté autorizado, aunque igual viajó con sus compañeros a Córdoba para presenciar el empate 0 a 0 ayer ante Talleres.

De no poder hacerlo, lo hará Marcelo Weingandt, quien regresó de su préstamo en Gimnasia y Esgrima La Plata ya lo hizo en forma oficial en los dos encuentros ante Atlético Mineiro, por Copa Libertadores, y el de este domingo ante Talleres, por la Liga Profesional de fútbol.

En la línea de tres defensores, Carlos Izquierdoz y Marcos Rojo son titulares seguros y parecería que Carlos Zambrano le ganaría el lugar a Lisandro López.

En tanto, del lado izquierdo, Agustín Sandez sería de la partida, ya que el colombiano Frank Fabra sigue una mini pretemporada con su compatriota Edwin Cardona, pero algunos piensan que llegaría la oportunidad para el juvenil Valentín Barco, de gran protagonismo en los dos partidos que jugó la reserva ante Banfield y San Lorenzo de Almagro, en el torneo local.

Pero la incógnita principal está en el mediocampo, donde Alan Varela y Esteban Rolón pelean por un puesto, y Diego Gonzalez y el recientemente incorporado Juan Ramírez serán sus acompañantes.

Arriba no habrá dudas, los dos delanteros serían Norberto Briasco y Cristian Pavón, ya que el DT no tiene muchas variantes en ese sector.

Este domingo, el entrenador expresó su preocupación por la falta de eficacia en la red, debido a que en los seis partidos oficiales de este semestre, Boca solo convirtió un gol en el empate 1 a 1 ante Unión, en Santa Fe y con un equipo alternativo.

«Es necesario que Boca convierta goles, pero confío en que ya van a llegar, porque el equipo crea situaciones. Hay que tener calma», indicó dijo ayer el técnico, en forma sincera.

Entonces la posible formación sería con Agustín Rossi; Carlos Zambrano, Carlos Izquierdoz y Marcos Rojo; Luis Advíncula o Marcelo Weingandt, Diego González, Alan Varela o Esteban Rolón, Juan Ramírez y Agustín Sandez; Cristian Pavón y Norberto Briasco.

Fuente: www.telam.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *