NBA: Campazzo puso modo FIBA, y era lo que los Nuggets más necesitaban

Denver derrotó sólidamente a los Spurs en San Antonio y Facundo jugó de sus mejores partidos en la NBA, en una versión que se extrañaba.

Andrés Montes decía que la vida puede ser maravillosa y no estaba equivocado. Los giros que pueden producirse en cada instante, los momentos en los que algo se soluciona cuando todo parecía perdido, los días en los que sale el sol, respirás y decís que vale la pena estar despierto…

También hay lugar para esos partidos en los que de repente esbozás una sonrisa y te preguntás a vos mismo cómo hizo eso.

Facundo Campazzo lo produce.

Siempre lo consigue.

Ayer no fue la excepción.

Pero más importante que el qué, fue el cómo. Y si quedaba un vestigio de su perfil de jugador FIBA, lo demostró ante unos Spurs que supieron impregnar ese estilo como nadie en la historia de la NBA.

Nada es casualidad, anoche tampoco. Tuvo el balón en sus manos como armador y se contagió desde su ataque para causar un desmadre en defensa, motivándose contrariamente a lo que dicta su esencia, sobreviviendo de una forma distinta e igual de efectiva. De adelante para atrás, el cordobés otra vez rompió su propia filosofía. Se arriesgó y ganó.

El cómo, sí, aunque suene redundante, es lo más importante.

Ocho asistencias obtuvo Campazzo anoche. Solo tres veces antes en su carrera en Estados Unidos había llegado a esa cifra y casi superó su récord de 13 (ante Houston).

Sin embargo, su impacto va mucho más allá de esa estadística y no solo fue el armador que secundó en el traslado a Nikola Jokic por la mayor parte del tiempo, sino que se mostró sumamente efectivo a la hora de generar para él y sus compañeros.

A partir de su velocidad para realizar rompimientos, leyendo antes que la mayoría la defensa y pasando preferentemente con salto para las caídas o los tiradores, Campazzo hizo añicos el esquema defensivo de Gregg Popovich.

Ayer solo el serbio (80) realizó más pases que el argentino (63), pero nadie superó a Facundo en asistencias potenciales y puntos generados por asistencias.

¿Qué significan estas estadísticas? Las registra NBA.com/stats y define a las primeras como “pases de un jugador a un compañero de equipo en los que un compañero de equipo intenta un tiro que, de ser anotado, sería una asistencia”, a la vez que dice que las segundas son los “puntos creados por un jugador o equipo a través de sus asistencias”.

¡Campazzo logró anoche 19 asistencias potenciales y 22 puntos generados por asistencias!
La vida puede ser maravillosa, Andrés. Tenías razón.

Y defensivamente también hubo emoción.

El motor del auto se prendió adelante y recorrió kilómetros marcha atrás. Ocupó múltiples posiciones, provocó pérdidas, generó contragolpes y revolucionó el partido cada minuto que pasó en el cuadrilátero.

Actividad de manos, velocidad de pies y un instinto asesino que cada vez está más acertado para lograr presionar al portador del balón sin cometer faltas en exceso, asombra el nivel de Campazzo.

Tal es así que, según NBA.com/stats, Facundo marcó a 11 diferentes rivales de San Antonio en el partido de anoche y apenas Tre Jones y Devin Vassell lograron anotarle más de dos puntos.

Aunque lo más exclusivo se dio ante Dejounte Murray, el mejor jugador de la franquicia texana en la actualidad. Campazzo lo defendió durante 2:06 minutos y 9,8 posesiones parciales y el norteamericano ni siquiera le pudo convertir un punto, a la vez que también registró una pérdida y falló el único lanzamiento que intentó ante su marca. 

Darle el balón, apostar por su creatividad a la hora de encontrar espacios y esperar por soluciones inmediatas que se traducen en victorias. Facundo Campazzo cumplió hoy sus primeros 365 días en la NBA y ya todos saben lo que puede hacer cuando le permiten poner modo FIBA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.